Fallece el cineasta Bigas Luna

El pasado viernes 5 de marzo murió Bigas Luna, tras una larga enfermedad, a los 67 años.

Estudiante de arquitectura y de diseño, venía de la fotografía, de la publicidad y del arte cuando en 1976 rodó “Tatuaje” una película que no funcionó, pero no fue el único fracaso que tuvo que asumir este director de cine, que siguió rodando y apostó por un cine de “obsesiones” el que va entre Bilbao en el 1978 y Angustia en el 1986 (películas claustrofóbicas, patadas al estómago, pero cine que abrió caminos y tendencias). El director catalán ha sido el gran provocador, el gran iconoclasta, publicista y sobre todo el gran creador de imágenes.

Bigas Luna sabía lo que el público quería. Con la adaptación de la novela de la escritora Almudena Grandes “Las Edades de Lulú”, tuvo un gran éxito en el año 1990 elevando a género su obsesión con el erotismo y se convertía en gran descubridor de talentos como Ariadna Gil, Javier Bardem, Penélope Cruz, entre otros.

Con “Jamón, Jamón”, “Huevos de oro” y “La teta y la luna” llegaron los premios, pero el Goya llegó con “La camarera del Titanic”.

Se renovó con las películas “Son de mar” y “Yo soy la Juani” con la que hizo un retrato de las llamadas “princesas de barrio” con Verónica Echegui.

Siempre hiperactivo, se presentó a presidente de la Academia de las Artes Cinematográficas, irónico, polémico y vitalista, ha dejado huella absoluta en el cine español.